domingo, 2 de marzo de 2008

Objetos del Silencio de Eugenia Prado

Lanzamiento Novela

LA ESCRITORA CHILENA SE INTRODUCE
EN EL MUNDO DE LOS SECRETOS SEXUALES INFANTILES,
PRODUCIENDO UN TEXTO DE MÁS DE 170 PÁGINAS,
DONDE SE DESTACA UNA HISTORIA PRINCIPAL DE DOS HERMANOS
Y VARIOS TEXTOS ANEXOS RECOGIDOS
A TRAVÉS DE UNA CERTERA INVESTIGACIÓN.



La sexualidad de los niños es un tema complejo y silencioso. La escritora chilena Eugenia Prado arremete en esas historias de las que pocos hablan, pero que la mayoría experimentó algunas vez cuando niño.
El poeta Diego Ramírez, en la contratapa, precisa que su escritura habla desde la imposibilidad de la palabra. Una palabra untada por secretos de infancia, apenas revelados por la confesión, la letra, el epistolario familiar. En contraposición a ese no decir, aparece esta revelación que nombra estos "pequeños cuerpos habitados por una lengua", que se sitúan desde la multiplicidad de voces y sujetos que transitan el discurso de lo silenciado. Agrega que en el texto se articula un conjunto de testimonios desde el amor y el miedo. Los "aterradores objetos" de esta novela están inscritos desde el reclamo del cuerpo amordazado por la histeria del deseo. "¿Qué haces que siento que me muero?", dice uno de sus personajes principales. La novelística arriesgada de esta escritora desafía todas las formas de género al plasmarse en fragmentos de poesía, documentos, bibliografía, discursos; exigiéndonos una lectura desde esa deconstrucción, para poder dimensionar la significancia radical y la inscripción estética de esta propuesta, relata el poeta.


Eugenia Prado Bassi
Nace en Santiago de Chile, 1962. Se titula como diseñadora gráfica en 1987 en la Universidad Católica de Chile. El mismo año publica El cofre (Ediciones Caja Negra). En noviembre de 1996 Cierta femenina oscuridad y en 1998 Lóbulo (Editorial Cuarto Propio). A fines del año 2003 estrena Hembros: Novela Instalación (ver video), puesta en escena de artes integradas. En el año 2004 obtiene la Beca Escritores del Gobierno de Chile para la creación de la novela
Objetos del Silencio. Desórdenes Mentales es su última obra en dramaturgia, estrenada en enero de 2006.

La presentación del texto estará a cargo del joven poeta Diego Ramírez, la escritora Malú Urriola y el cineasta Dauno Tótoro .
La editorial Cuarto Propio lanzará este innovador texto, el día martes 6 de noviembre a las 20 horas, en el restoart UVA,unión, vino y arte, en Irarrázabal 3467 (ver mapa)
en el corazón de la plaza Nuñoa. Fono: 274 3287

Ver otras publicaciones de Eugenia Prado

Leer un fragmento de la novela
TEXTO: Rodrigo Beas, Periodista




2 comentarios:

Metamorfosis Adolescente ♥ dijo...

lamentablemente no pude estar kon usted i su maravilloso libro i los dos hermanos komplices i el amor ...

espero ke todo alla salido hermozo =)

felicitaciones =*

BELMAR dijo...

“El sexo ha sido siempre el núcleo donde se anuda, a la vez que el devenir de nuestra especie, nuestra verdad de sujetos humanos”. Partiendo con este cita a Foucault, trato de abordar una primera lectura atenta que se encuentra en contemplar como de par en par se abre una secreta sexualidad latente bajo el discurso unívoco en que la maraña de cada día parece tenernos ocupados.

Junto con la acabada visualidad del objeto libro que salta a primera vista (una cuidada gràfica en general), nos encontramos en un mar vibrante creciendo por cada uno de sus afluentes en construcción. Ríos silenciados pero silentes en su materialidad vital nos llevan a refrescar la mirada ante la latencia de una corriente incestuosa que recorre cada rincón del texto.

El incesto en todas sus variantes suele quedar en los márgenes de lo innombrable o confinado a la crónica delictiva. Quizá como hecho desterrado desde que el macho dominante de la manada tomaba a sus hijas para sí y acababa con sus rivales -como plantea Freud en su definición del “tótem”-, o como nos plantea Eugenia Prado, como una forma de experimentar silenciosamente en la civilidad, pensado más allá de la existencia de abuso, sino en el ámbito del consentimiento entre pares que florecen.

La lectura de “Objetos del silencio” nos trae a las pulsiones cotidianas bajo el influjo de un “tour de force” hacia nuestros secretos ahogados entre placer y lágrimas, entre tempestad y descubrir como primogénita apuesta a definir identidades y visiones a través de lo erótico que nos redime y confina a lo carnal desde siempre.

El fetiche, el sadismo, la oralidad, irremediablemente nos llevan de vuelta al paraíso perdido, a esas primeras y primarias experiencias que nos modelaron en la infancia, en que cada código se nos incrustó a la piel y anidó para siempre nuestro inconsciente, modelando un lenguaje sexual en el adulto.

Puerto Montt, Febrero ´11.